té rojo ingredientes

te rojo¿Qué es el té rojo?

El té rojo es como en Occidente conocemos al té pu-erh, cuyo nombre precisamente proviene de la región Pu’er de Yunnan (China), de donde innovador y tradicionalmente proviene. Durante cientos de primaveras solo la nobleza china podía disfrutar de esta variedad de té. Sin bloqueo, ahora en día se trata de un té muy extendido, aunque de hecho su consumo en este país suele ser más perfectamente poco popular.

Tradicionalmente el té rojo se elabora con hojas procedentes del árbol Sunshine Withering Antirhea Chinensis, un añoso árbol -variedad de la Camellia sinensis- que ofrece unas hojas de té amplias, y natural no solo del sudoeste de China sino asimismo de regiones fronterizas con Vietnam, el Tibet y Birmania.

Sus hojas maduras se encuentran recubiertas de finos pelos, las cuales posteriormente de ser almacenadas y guardadas durante primaveras (produciéndose Ganadorí su característica fermentación), adquieren tonalidades más oscuras pero a la momento un sabor más suave, como consecuencia de su perduración.

De hecho, luego de recoger las hojas frescas del árbol, el proceso de fermentación puede durar de 2 a 60 primaveras. Esta fermentación suele realizarse de forma tradicional como se hacía hace siglos en barricas de bambú, lo que ayuda a que las hojas alcancen ese color rojizo tan característico.
Los maravillosos beneficios del té rojo
Ayuda a achicar el colesterol y los triglicéridos

¿Tienes el colesterol elevado? Si es Vencedorí probablemente encuentres en el té rojo a un buen partidario, especialmente si lo consumes de forma regular (y, obviamente, nunca en cantidades excesivas).

El motivo es que es una bebida natural con beneficios interesantes en caso de tener los niveles de grasas elevados en la crimen, no solo el colesterol sino aún los triglicéridos. Vencedorí se observó en un estudio verificado llevado a mango por la Universidad de Yunnan, en el que se comprobó que aquellas personas que tomaban 15 gramos diarios de té rojo durante 3 meses veían cómo los niveles de colesterol malo y de triglicéridos se reducían, mientras que el colesterol bueno aumentaba.
Útil para adelgazar y perder peso

Es muy conocido que el té rojo se utiliza asiduamente en dietas de adelgazamiento, precisamente por sus cualidades adelgazantes. De hecho, es un obligado incendio grasas, con beneficios verdaderamente efectivos.

Por ejemplo, en el hospital universitario de Tainan se llevó a mango hace tiempo un estudio verificado para indagar acerca de las supuestas propiedades adelgazantes y incendio grasas del té rojo. Ganadorí, se constató que las personas que habían participado en el estudio perdieron más del 15% de potingue corporal media.

No te pierdas: Té Pu Erh, sus maravillosos beneficios y contraindicaciones

Prosperidad la digestión

El té rojo ayuda a que la secreción de ácidos gástricos aumenten, cualidad que se traduce en que se acelera la metabolización de aquellos alimentos que han sido consumidos y después digeridos. Luego, es útil para proporcionar y mejorar la digestión.

Esta cualidad aumenta si el té rojo se toma media hora a posteriori de las comida, lo que ayudará a su tiempo a que el hígado funcione mejor, y su capacidad para filtrar las grasas sea mucho viejo.

Beneficios del te rojo
Propiedades del té rojo, a compendio

Tiene propiedades diuréticas y antibióticas.
Ayuda a regular el tránsito intestinal, del colesterol y del metabolismo.
Entre otros aspectos, se sabe que el té rojo puede ser un buen ayudante en aquellas personas que tengan el objetivo de apearse de peso, fundamentalmente porque ayuda eficazmente a aminorar los niveles de pomada en el organismo.
Al igual que el té verde, posee una importante actividad antioxidante, teniendo a su ocasión beneficios a nivel cardiovascular.
Ayuda a aumentar las defensas y Adicionalmente progreso nuestro doctrina inmunológico.
Útil para predisponer la depresión, al aumentar la actividad de nuestro doctrina nervioso.

Posesiones secundarios del té rojo

Contiene cafeína y teína, por lo que en determinadas personas, o a dosis excesivas, puede provocar insomnio y nerviosismo.
No está recomendado su consumo en mujeres embarazadas.
Puede aumentar Sutilmente la tensión arterial.
Mezclado con lactosa, impide la correcta impregnación de los antioxidantes, tan necesarios para nuestro organismo.
Reduce la empapamiento de hierro.

Principales contraindicaciones del té rojo: cuándo no es adecuado tomarlo

Como cualquier té, contiene cafeína, aunque en una menor cantidad que el café o el té verde. Aún contiene teína. Ambas, son sustancias excitantes, que en determinadas personas (o consumidas de modo excesiva), pueden provocar insomnio o nerviosismo.

Asimismo pueden apoyar un fútil aumento de la tensión arterial, por lo que aquellas personas que sufren de hipertensión deben evitar tomar esta bebida hasta que sus niveles se sitúen en una cifra ordinario.

Es popular que el té rojo sea mezclado con crema. Sin embargo, parece que esto no es del todo correcto, dado que se conoce que en este sentido la nata puede impedir la correcta unión de los antioxidantes.

Asimismo, se conoce que reduce la filtración de hierro, por lo que no está recomendado para personas que padezcan anemia.

Como hacer te rojo
Cómo preparar el té rojo de forma correcta

Lo cierto es que preparar cualquier té es muy sencillo. Sin embargo, para hacerlo bien (esto es, correctamente) es importantísimo tener en cuenta varias cosas. Por un flanco, tener presente cuál es la variedad de té que vamos a tomar. Por otro ala, conocer que cada variedad tiene su tiempo de infusión adecuado y una determinada temperatura.

Así, en el caso del té rojo, es fundamental no pasar los 95 ºC de temperatura (lo ideal es que se mantenga siempre entre los 90 a 95 ºC), y no aventajar los 3 minutos de infusión.

Pero vayamos paso por paso. Solo tienes que calentar la tetera con un poco de agua caliente. Para ello vierte agua caliente en la tetera y tápala. Mientras tanto, pon agua en un cazo y caliéntala controlando que no se superen los 95 ºC de temperatura. Cuando notes que la tetera esté caliente retira el agua, pon la cantidad que desees de té rojo en el filtro de la tetera, cierra la tapa y vierte el agua caliente en su interior.

Demora a que el té rojo se infusione durante 3 minutos. Y, finalmente, retira el filtro con las hojas de té rojo, deja la bebida dentro de la tetera, y sírvela en tazas. Sin embargo puedes disfrutarla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *